jueves, 23 de marzo de 2017

Un musulman atenta contra el corazón de la democracia de Londres

Un todoterreno gris conducido por un musulmán, aceleró al cruzar el Támesis y atropelló a su paso a decenas de de viandantes. Unos salieron corriendo, otros se lanzaron al río. El conductor del Hyundai gris dejó un reguero de sangre a su paso y estrelló finalmente el coche contra las vallas de Westminster. Salió con un cuchillo en la mano, apuñaló a un policía que flanqueaba la puerta y llegó a entrar al perímetro de seguridad del Parlamento. Allí llegó a herir a otro agente antes de ser abatido a tiros, ante los ojos atónitos de los diputados que observaban la escena desde sus despachos.Aunque en un principio se habló de cinco muertos, finalmente la cifra es de cuatro víctimas mortales (el propio agresor, un policía -de nombre Keith Palmer, de 48 años de edad y con 15 de servicio,- y dos viandantes) y 40 heridos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario